14.3.12

#5. Amelie, petit cafe

La primera vez que fuimos a Amelie (San Lorenzo, casi llegando a Buenos Aires), nos quedamos afuera. De todos modos, nos pareció un muy buen gesto que, cuando otro cliente decidió esperar a que se liberara una mesa, inmediatamente le sacaran dos sillitas y una mesa plegable a la vereda, para que no esperara parado. Eso es Amelie: amor por los detalles.



Hoy fuimos precavidas (?) y fuimos temprano, a la hora del almuerzo. A eso de la una, todas las mesas se fueron poblando, pero pudimos disfrutar un rato del ambiente para nosotras solas. No hay rincón que se mire que no tenga algún detalle lindo y original. La música jamás desentona con el ambiente (y eso que estuvimos unas cuantas horas allí sentadas) y la atención es muy buena.



Si bien el fuerte del menú son las cosas dulces, ofrecen una amplia variedad de sándwiches y wraps originales y un menú del día, que incluye bebida y café. Como pueden ver en las fotos, no se descuida ni un detalle, mucho menos el de la presentación de los platos. Las tartas estaban perfectas; la guarnición, original pero sin exageraciones; el brownie, húmedo y lleno de nueces; la cookie de naranja y canela, riquísima y el café, bien hecho.




Amelie es el lugar ideal para darse un gusto (dulce o salado), para sentarse a leer en el asiento que más nos guste o para largas charlas con amigos. Los precios son adecuados: gastamos 90 pesos en dos menús más otra tanda de café y cosas dulces.



Como si esto fuera poco, en lugar de echarnos (?) porque hacía cuatro horas que estábamos sentadas ahí, alguien llegó con unos chipacitos calientes y fuimos convidadas.




Si viven en Rosario, no pueden dejar de conocer este petit café. Y si vienen de visita, está a pocos metros del Monumento a la Bandera, así que no pueden irse sin haber probado al menos una cookie de Amelie. Recomendadísimo: para ir, para volver y para volver a ir. La Felicidad, así, con mayúsculas.

25 comentarios:

  1. queee leeeeeendo!
    deci que estoy a 1000kms que si no... hoy mismo iba.

    ResponderEliminar
  2. olvidense, cuando vaya me llevan, eh. Me alegro que comieran tan rico, lindo y barato, y que la pasaran tan bien!

    ResponderEliminar
  3. que rico!+
    espero poder conocerlo!

    ResponderEliminar
  4. Me dieron todas las ganas del mundo de hacer un parate y tomarme un café con leche ahí.

    ResponderEliminar
  5. viste me parecía que te iba a gustar, parecido a Starbucks, jajjja

    sigan con la lista

    besos Nora

    ResponderEliminar
  6. Para las que son de mi época se deben acordar de CASABAR,(NO ME ACUERDO LA CALLE ESQ DE ALBERDI) Y LA TRAICIÓN DE RITA Hayworth( EN LA CALLE DORREGO)
    Son esos lugares donde me gustaría volver.....al igual que Lluvia,ahh me olvidaba PEPITO MARINERO

    CONOCIERON ESTOS LUGARES?

    BESOS(LOLAMORA) nORY

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nory,

      recuerdo esos lugares muy bien pero no eran bares para leer. De hecho, no abrían de día :)
      Besos!

      Eliminar
    2. de La Puerta te acordas por entre ríos estaba, ese si era pa ra leer,, nOry

      Eliminar
    3. Sí! la Puerta! había libros para agarrar y todo, no?

      Eliminar
  7. ... y sí, el lugar ideal. ya se los decía yo.

    ResponderEliminar
  8. Naaaaa yo no sabia de este blog, menos de este lugar! me quedo un ratito y pasaré seguido!!

    ResponderEliminar
  9. Desde que empezó el blog que estaba esperando Amelié! muy bueno chicas, sigan así

    ResponderEliminar
  10. Si tenes el placer de conocer Amelie ♥ te enamoras!
    hermoso el blog! ;)

    ResponderEliminar
  11. Justo estos días pensaba qué petits cafés tiene Rosario y hoy me encuentro con este blog ... ¡Ge·nial idea!

    ResponderEliminar
  12. Divino!!!
    Acabo de descubrir éste blog Georgina!! buenísimo!

    ResponderEliminar
  13. Gracias chicas por recordarme "que linda es Rosario", cada día me gusta más!! Estoy deseando volver para visitar estos sitios.
    Les dejo algunos [del]que recuerdo, "Berlin", pero NO el que conocemos todos, sino el primer cibercafe que hubo en Rosario, allá por el 96 ¿alguien se acuerda? ahí podías leer, chatear, jugar al TEG, etc... y otro de mi barrio, "LIFE", en la plaza Alberdi. Lindo tanto para desayunar como para tomarte unos tragos en plan tranqui por la noche.
    saludines ninias! y sigan descubriendome sitios.
    PD: tengo un pedido especial, se los haré llegar por mail.

    ResponderEliminar
  14. que linda y poetica recomendacion. Bravo, es un blog excelente y buena onda, adoré!

    ResponderEliminar
  15. De casualidad encontré el Facebook de Amelie Petit Cafe y de ahí llegué a este hermoso blog. No sabía que en mi ciudad habían barcitos como estos, y tampoco sabía que existían blogs como estos. Suelo leer blogs de reseñas de lugares para ir a comer en Buenos Aires y me pongo mal por todos los lugares a los que no puedo ir. Por fin uno sobre Rosario. Espero muy pronto ir a conocer a Amelie, y espero sus nuevos posts!!

    ResponderEliminar
  16. Únicamente me ha pasado una vez, que tras llevar un largo rato en un bar, el camarero lo agradezca regalando unos pinchos.
    Desde luego la concepción que me llevé de ese bar fue superior a lo que podría imaginar.
    El trato con el cliente es primordial.

    ResponderEliminar
  17. Hola Laura !! Muy delicado diseño , el de tub blog y la temàtica es superinteresante. Lo comparto con amigos....
    Con respecto a Amelì , te dirè que me resulta un poco "disconfortante" que em medio de estas pampas y las extensas llanuras de nuestra regiòn , yo tenga que sentarme en una mesa minùscula, en una silla minuscula y en un ambiente igual de pequeño y cuidando no enganchar con mis ademans y gesticulaciones la bandeja de la moza o alguna catera de alguna vecina de mesa. Ademas de hablar bajito porque sino todos escuchan mis cuitas....
    Bah, para Paris o Milan vaya y pase un lugarcito asì ,tan exquisito. Pero a mì me gustan los lugares màs amplios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María! El impecable diseño del blog es autoría de Georgina Matich :) Gracias por compartirlo!
      Y sí, Amelie es un poco pequeño pero igual nos enamoró :
      Saludos!

      Eliminar
  18. Qué lindo que compartamos el amor que genera Amelie. Coincido en que la atención pelea cabeza a cabeza con la ambientación y los platos que ofrecen. El mozo siempre es un amor y te atiende como si fueras la única persona a la cual tiene que atender.
    Como no podía quedarme, un día me llevé muffins de arándano (que recomiendo ampliamente!) y me los envolvieron, entregándomelos con tanto amor como si fueran cachorritos de bizcochuelo :)
    Sí, es un bajón no encontrar mesa, pero qué lindo es sentarse ahí y sentir que se detiene el tiempo mientras metés la nariz adentro de una taza de té...

    ResponderEliminar
  19. Hermoso,saben los horarios de atención de los bares, sería bueno si comentan eso. Gracias por los paseos

    ResponderEliminar